Catalanofòbia Introducció

AMIG@: RECHAZA LAS FOBIAS Y EL RACISMO, RECHAZA LA CATALANOFOBIA Y LA INCITACIÓN AL ODIO PROMOVIDOS POR CIERTOS POLÍTICOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

 

DIA 28 DE MAYO: DIA UNIVERSAL DE LUCHA CONTRA LA CATALANOFOBIA (In memoriam por el crimen del joven Josep-Maria Isanta, asesinado en las fiestas de Berga (Catalunya) por el hecho de ser catalán, 2005).

 

 

  • “España y Castilla miserables
    Ayer y hoy dominadoras,
    Tu cultura llena de andrajos
    Desprecia cuanto ignora”
    (Antonio Machado, 1875-1939, poeta andaluz muerto en el exilio en Catalunya Nord).

1. Soy catalán desde siempre. Quien diga que puede ser catalán como no siéndolo y pidiendo perdón continuamente por ser distinto en muchas cosas a otros ciudadanos con pasaporte español es sólo alguien que reniega de sus orígenes. No me rechaces por ser catalán, es algo tan natural como ser de Sevilla. Mi catalanidad no es un deseo de ofender ni de lastimar: es mi lugar de nacimiento natural y constituye un rasgo fundamental de mi personalidad. Es la manera que tengo de existir, mi manera concreta de ser persona. Muchos catalanes estamos ya muy hartos de que nos presenten sistemáticamente como los “malos” de la película simplemente por ser como somos, de la misma manera que los madrileños son como son pero no les exijen que pidan perdón por ser así: Estamos hartos de que nos exijan pedir perdón por existir. Estamos hartos de que no saquen casi reportajes de nuestra tierra ni canciones o bailes nuestros en las televisiones estatales cuando se hartan de sacar eso mismo de otras regiones y muchas otras discriminaciones más. “No hay problema judío, sino de la naturaleza humana. Un gobierno tiene que unir las pasiones de los gobernados y, como que las pasiones humanas más fuertes son más de odio que de amor, el Gobierno tiene que seguir la malicia de los gobernados y darles la razón. Vale más que odien y maten al judío (=catalán) que se subleven contra la autoridad (=la corrupción estatal)” (De una película sobre los pogroms judíos a Rusia).  “El odio apasionado puede dar significado y meta a una vida vacía” (Eric Hoffer).  “Pocas personas pueden ser felices si no odian otra gente, o nación o credo” (Bertrand Russel, filósofo británico).

Los políticos españoles al servicio de la Oligarquía de siempre siguen esta máxima maquiavélica: “Cread los problemas necesarios para dar las soluciones que os interesan”, hacer de las ansias catalanas de libertad un problema para poder reprimirlas y quedarse con el botín (político en votos y económico en impuestos).

2. Hay separatismo (independentismo), entre otras razones porque hay separadores españoles y racismo anticatalán. Somos los negros de España y nuestro color de piel se llama lengua catalana y nuestra esclavitud el expolio fiscal bajo capa de “solidaridad”. La solidaridad es voluntaria y en todo caso el reequilibrio entre regiones en Alemania o Francia no supera el 4% mientras que Catalunya tiene que “regalar” graciosamente más del 10%. Eso no es solidaridad sino explotación colonial. Si Rodríguez Ibarra quiere que le sufraguemos los subsidios, que se los sufrague él rebajandose el sueldo.

Ejemplos de racismo cotidiano lingüístico español:

“No había lo suficiente judíos a España como porqué su persecución interesara la Falange en la medida que sí le interesaba la persecución de los catalanes, de los vascos y de otras minorías regionales”. “El antisemitismo ocasional del régimen de Franco…no constituyó nunca una base doctrinal, como sí, en cambio, lo fueron el anticatalanismo, el antivasquismo y el antigalleguismo” (Herbert R. Southworth, al hablar del antisemitismo del fascismo español de preguerra). “Judío es Companys * –descendiente de judíos conversos-, y no hay más que verle la jeta para comprenderlo, sin necesidad de más exploraciones en su árbol genealógico” (Edición franquista del ABC, Sevilla, 20-12-1936). (*el Presidente catalán que acabó detenido por la GESTAPO y fusilado por Franco, igual que fue fusilado también el Presidente del Barça cerca de Madrid). “La capacidad de la gran masa es sumamente limitada y también su facultad de comprensión, y enorme su falta de memoria. Por lo tanto, toda propaganda eficaz tiene que concretarse en muy pocos puntos y saberlos explotar como apotegmas hasta que el último hijo del pueblo pueda formarse una idea de lo que queremos…” (“Mein Kampf”, Adolf Hitler, dictador terrorista, 1889-1945).

3. Si a veces he deseado ser de otro lugar o he actuado como si lo fuera, no es porque mi catalanidad me haga infeliz sino porque creí que era la única manera de sobrevivir en medio del prejuício y del odio que ciertos medios de comunicación se empeñan en fomentar a fin de acomplejarnos. Me daña muy gravemente que los demás se sientan con derecho a hacerme objeto de su desprecio, burla y agresiones tan sólo porque soy diferente de ellos y tengo mi lengua y mis costumbres y reivindico lo que estrictamente en justicia nos pertenece.  “Se tenían que cumplir las palabras escritas en los libros de su Ley: Me odian sin motivo” (Juan 15:25). “Amamos sin razón, y sin razón odiamos” (Jean-François Regnard).  “Acaso no es absurdo de dejar de castigar un bandolero debido al mote que uno le imputa antes de averiguar la verdad con precisión, y que nosotros, en cambio, seamos odiados por una incriminación calumniosa sin ningún examen previo?” (“Discurso contra los griegos”, Taciano, apologeta cristiano del s. II). “El apelativo del nombre cristiano no debe ser considerado bueno o malo al margen de los hechos que lo acompañan” (Apología de Justino, cristiano del s. II).

4. El asco, desprecio, horror y desconfianza hacia los catalanes se llama catalanofobia. Una fobia es un rechazo irracional y, por lo mismo, una perturbación mental y, además, fomentada artificialmente a causa de bastardos intereses políticos de una minoría, que saca provecho económico de todo un pueblo al que trata como simple colonia. Ya es tiempo de que quien la padezca (un 17% de la población española, según encuestas de hace unos años) sanen de ella.

  • “Catalán, judío y renegado,
    pagarás los daños que has causado.
    Arriba escuadras, a vencer,
    Que en España empieza a amanecer.”
    (Versión del “Cara al Sol” falangista cantada durante la Batalla del Ebro, 1938).

El prejuicio y el odio a las minorías alentado por los media del poder (Stablishment) es una constante en toda época y sociedad humana:

George Orwell lo explica muy bién en su “1984”: Goldstein es una especie de malo de la película, en realidad un pobre hombre sin gran poder, pero sobre el cual recaen todas las acusaciones de la propaganda oficial a fin de materializar las iras de la gente en algo. En nuestro caso son Carod-Rovira o antes Pujol como personificación de las ansias catalanas por la propia libertad. Siempre hay cuerbos mediáticopolíticos que lo aprovechan para comer unas cuantas vísceras.

5. No soy un bicho raro: soy una persona como cualquiera otra. En la medida en que me rechaces, me iré alejando de ti. Si soy tu amigo, no me conviertas en un extraño con ese racismo.  “El problema catalán no se resuelve, pues, por la libertad, sino con la restricción; no con paliativos y pactos, sino por el hierro y por el fuego” (“La Correspondencia Militar”, Madrid, 13 de desembre de 1907). “Las victorias de Cataluña corresponden a la fe que en nosotros depositasteis desde el primer momento. Agradecidísimo a vuestra sentida felicitación, os envío, con los mejores votos por la grandeza de vuestra nación, los de la nueva España y sus Ejércitos. Generalísimo Franco” (Telegrama a Hitler en respuesta a su felicitación por la conquista militar de Barcelona).

6. Hay catalanes de todos tipos, edades y clases: nos encontrarás en el gobierno, la iglesia, las instituciones de enseñanza, las empresas públicas y privadas y en casi todas las profesiones y actividades. Hay más de seis millones de catalanes que esperan que los trates sin prejuícios. Existen muchos casos de discriminación por hablar nuestra lengua en nuestra propia tierra, por eso tenemos que estar luchando siempre. E incluso bastantes agresiones que han llegado en varias ocasiones a asesinatos a manos de skins con estética española contra simples catalanes por el simple hecho de serlo, según testigos. Estas noticias son poco ventiladas o mistificadas por gran parte de la prensa, controlada por grupos afines a los partidos mayoritarios españoles (PP y PSOE). “¡Perros catalanes! ¡No sois dignos del sol que os alumbra!” (Gobernador militar Aymat, 1939). “Ninguno de los detenidos olvidará nunca el paso por comisaria. Entre insultos y amenazas constantes sufrieton un tracto degradante e incluso torturas. Sólo llegar a Torredembarra, con las manos atadas con cuerdas, les obligaron a arrodillarse cara a la pared durante más de dos horas, algunos incluso tres, al grito de “¡Al suelo como perros!”. La lengua catalana fué denegada incluso para hablar entre los detenidos a gritos de “¡En cristiano!”, “¡En español, polaco!” o incluso “etarras” y “perros catalanes””…¡A estos perros catalanes ni agua!”, decían. En algunos casos, al ir al lavabo, comprobaban desesperados que del grifo no salía ni una gota. Uno de ellos necesitó asistencia médica dos veces ya que empezaba a sufrir taquicardias…”  (Detención arbitraria de jóvenes catalanes el 28-7-2002).

7. Si tod@s l@s catalanes desapareciéramos del mapa (tal como casi llegó a planificar Franco, que quería trasladarnos en masa al Rif si Hitler ganaba la guerra), te sentirías muy mal: desaparecerían muchas de las personas que quieres o admiras. Muchos grandes personajes de la historia, de las artes y de las ciencias y de los deportes son catalanes: Gaudí, Casals, Colón (Colom)… Así mismo más de un tercio de las medallas olímpicas “españolas”. Y hasta el fundador del R. Madrid y de la Feria de Abril fueron catalanes, igualmente el inventor de la peseta, o la bandera española fue una simplificación de la catalana realizada por Carlos III. Es posible, incluso, que no hubieras nacido: nunca sabes si llevas sangre catalana. La misma Casa Real española tiene sangre real catalana y también sangre plebeya catalana (Alfonso XII fué hijo de Isabel II con un comandante catalán).    “(…) en las memorias de un oficial alemán de la “Luftwaffe” que fue voluntario a la “Legión Condor” -la división aerea nazi que luchaba a las órdenes de Franco- decía que la región más bombardeada y en la que se atacó más población civil durante toda la guerra, fue Catalunya. También, la ciudad más castigada por los bombardeos fue Barcelona donde, al contrario de Madrid y otras poblaciones españolas, se ordenaban lanzamientos indiscriminados de bombas incendiarias. (…) Si el III Reich hubiese ganado la Segunda Guerra Mundial, ya se había dispuesto la deportación de población de origen catalán -independientemente de su ideología- hacia campos de concentración en el norte de África, y la posterior repoblación de la tierra catalana con gente venida de otras tierras de España. Como que el destino bélico imposibilitó cumplir con la primera parte del proyecto genocida de los franquistas, no se dudó posteriormente de provocar el alud migratorio bestial que padeció Catalunya durante la dictadura, con el fin de descohesionar la nación catalana” Y todavía hay españoles desvergonzados que dicen que Franco favoreció en mucho a los catalanes….” (Dr. Franz-Berndt Speicher, profesor alemán de historia contemporanea de la Universidad de Hamburgo, L´Estel de Mallorca, 1 de julio de 1997). 

Todo preso de guerra, según la Convención de Ginebra tiene el derecho de evadirse. Catalunya fué conquistada en 1714 mediante una guerra de genocidio y tiene el derecho a ser libre. Igual que una mujer maltratada tiene derecho a divorciarse y a tener una orden de alejamiento de su pareja.

8. No tienes ningún derecho a exigirme ser como tú para que me consideres valioso o digno de tu afecto: eso se llama discriminación y es un delito y una ofensa. Pues yo puedo ser y creer en lo que considere que es así, y los catalanes somos los que debemos solventar nuestros propios asuntos, como vosotros los vuestros. “No te sumarás a la mayoría para cometer mal ni harás de testigo en un proceso decantándote por la mayoría en contra de la justicia” (Éxodo 23:2). “Una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada cincuenta años. El sistema de Felipe V era injusto y duro, pero sólido y cómodo. Ha valido para dos siglos” (Manuel Azaña, Presidente de la II República Espanyola, en sus “Memorias”).

9. Si quieres que te respete, tú también tendrás que respetarme. El respeto es la capacidad de considerar el valor de los demás.  “El anticatalanismo alcanza belicoso alcanza en Castilla a todas las clases de la población. El núcleo de la catalanofobia no se encuentra solamente en la aristocràcia castellana y en los generales, en el medio servil de los profesores y abogados” (A. Sieberer, autor austríaco, «España frente a Cataluña» , pàg. 145, 1944).  “El odio nacional es una cosa peculiar. Siempre lo encontraréis más fuerte y más violento allá dónde hay el menor nivel cultural” (Johann Wolfgang von Goethe).

10. Tú eres andaluz, o castellano o te gusta la Selección Española que es la única que está permitida (la nuestra está también discriminada y prohibida internacionalmente). ¿Te has preguntado alguna vez lo triste que es para nosotros ser constantemente discriminados y satanizados, tal como pasaba con los judios?. El patrioterismo desmesurado y excluyente que se difunde por los media españoles esconde los intereses de usar a la ciudadanía como carne de cañón para evitar la soberanía (sobre todo económica) de las ricas colonias que explotan los que manejan el Estado, es un patriotismo cuya auténtica bandera es el euro de las comisiones que se sacan en todo. “Antes que el Estatuto la guerra civil” (Titular de “El Imparcial” 1932). “Razonar y convencer, qué difícil, largo y costoso! Sugestionar? Qué fácil, rápido y sencillo!” (Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Filosofía y Medicina, 1852-1934).

11. Antes de usar términos hirientes como “polaco”, “catalino”, “paleto”, “aldeano”, “agarrao”, etc., piensa que todos merecemos un respeto y que los catalanes somos los que más leemos, viajamos y hacemos negocios de toda la Península, así que no debemos ser tan paletos como nos dicen los racistas y resabiados. Nosotros fuímos conquistados por las armas en una guerra de exterminio (la de Sucesión 1705-15) y queremos recobrar nuestra soberanía tal como la teníamos y gobernarnos a nosotros mismos, eso es todo. No nos metemos a querer gobernaros a los demás ni a cobrar impuestos a otros, no somos nosotros los avariciosos sino otros los que nos roban lo nuestro y no sólo en economía. Los políticos españoles y demás partícipes en el panal de rica miel, no quieren perder el gran chollo de las “ricas colonias” y por eso no paran de segregar un nacionalismo español agresivo que rezuma odio hacia todo lo catalán. Cuando Cuba intentó independizarse, el Gobierno español inventó los campos de concentración, utilizando, como siempre ha hecho, a la juventud española como carne de cañón para defender los intereses de las compañías españolas (los ricos) en la colonia.  “Y en esto la intransigencia es desaforada, iracunda. Desde los gobiernos que han vedado el curso de los telegramas en catalán o querido desterrar ese idioma del púlpito, hasta los particulares que ponen el grito al cielo porque en las Ramblas o en el tranvía o en los pasillos del teatro no se oye más que el catalán, “dialecto”, dicen ellos, áspero, desapacible, antipoético, diríase que todos están de acuerdo para lastimar, esto es, en su espíritu, en su tradición, en su personalidad” (Antonio Cortón). 

La policía española maltrata al gran arquitecto Gaudí por hablar catalán en su propia tierra:

12. Ser catalán y serlo en todo, como tú eres español o andaluz o lo que cada cual sea en todo, no es ningún delito ni ningún paletismo ni ninguna manía ni ninguna vergüenza: es algo natural. Yo u otro catalán no “nos volvimos nacionalistas” porque “los políticos nacionalistas me indujeran con sus perversas mañas”, como falsamente se da a entener; ni nos hemos inventado nuestra lengua: la hablamos desde siempre, como el castellano vosotros, y sólo ahora hablamos casi todos castellano por influencia aporreadora de la televisión y su obligatoriedad legal en la enseñanza y en todo lo demás. Nosotros no queremos ser nacionalistas, pero si nos ofenden y nos privan de nuestros derechos, tenemos que defender lo justo. ¿Es eso nacionalismo? Entonces, ¿qué será que te desprecien, te saqueen y te priven de tus derechos elementales y del principio de igualdad con otros ciudadanos que, pagando menos, tienen más derechos lingüísticos y de todo tipo? Hay un nacionalismo español excluyente que quiere ir de incógnito porque es el mismo de Franco.  “Son gente que se consideran ofendidos por la existencia normal del catalán, cuya supervivencia les repele como una injusticia” (Josep Maria Espinàs, Avui, 9-6-81). “Declaro que quizás, si yo fuese catalán, sería francamente separatista. Lo poco que conozco de Cataluña, he formado opinión que es –algo también las Vascongadas– un pedazo de Europa sometido a las leyes y esclavizado por las costumbres de un país africano… Juntos Cataluña y el resto de España se semejan al heterogéneo tipo de un carruaje, que se compusiera de un potro fogoso, lleno de vigor y de fuerza, veloz y resistente, y un escuálido y endeble jamelgo, derrengado y tembloroso, de paso tardo y respiración fatigosa. Es un verdadero suplicio condenar al organismo joven y vigoroso, con ansias de vida, a sujetarse al régimen de un viejo caduco, cadáver ambulante que vacila y tiembla a cada paso. Es lógico y razonable que debiera Cataluña emanciparse y vivir en esfera más amplia de libertad y de progreso que la del estrecho y mezquino ideal de vida impuesto por el favoritismo español” (Nicolás Salmerón 3r president de la I República espanyola).

13. Las historias que has oído o leído acerca de que los catalanes somos “agarraos” o así o asá son habladurías y prejuicios. Muestra una actitud abierta, no seas racista. Simplemente esperamos la misma educación y respeto que la mayoría de catalanes demostramos siempre. “Para hacerse Ultrasur hay que ser salvaje. Sí, bestia a secas. Ser lo más roto que haya en el mundo. Si reúnes estas condiciones, pues, te vienes al Estadio Bernabeu y te haremos una prueba (…) Nosotros tenemos nuestra prueba reina, la prueba preferida y la que da la mayor puntuación. Te explicaremos en qué consiste: hay que matar a un catalán o algo así” (Interviú, número 395, diciembre de 1983). “Un joven de St.Vicenç de Castellet, de 28 años, cuyo nombre responde a las iniciales D.C.G., ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil contra cuatro skins de la localidad, de edades comprendidas entre los 16 y 22 años. Según el denunciante, lo agredieron el pasado día 3 de octubre (2000) por ser catalán” (La Vanguardia). 

14. No somos catalanes porque aún no nos hayamos dado cuenta de que ser español es mejor o es lo que “debiera sentirme” o es lo importante y fetén. No me convence ser lo que no soy, ni siento, pues nos conquistaron y nos prohibieron todo lo nuestro desde 1714 con multitud de abusos, y todos esos derechos a nuestros propios poderes, autonomía económica y cultura ya nunca los hemos recuperado. No es que queramos recordar desastres históricos, pero no vamos a cerrar los ojos pues quien ignora su Historia está condenado a repetirla. Si a tí no te atrae ser catalán no pidas que a nosotros nos entusiasme ser lo que han usado de pretexto para la violación sistemática de nuestros derechos durante siglos. Sería muy cobarde, vil e indigno de nuestra parte caer tan bajo. No odiamos ni queremos odiar, solo queremos la libertad: exactamente como tú mismo, nos agobia que nos obliguen a ser lo que no somos. El mundo no se divide entre españoles e infieles, ni la unidad de España tiene que ser necesariamente nada sagrado y eterno (excepto para los que chupan del bote que para esos es el fin del gran chollo). “Raramente se ha visto un ejemplo de resistencia tan obstinada como el de los habitantes de Barcelona, y hizo falta todo el valor de mis tropas junto con las de España, para poderlos subyugar” (Carta del rey francés al cardenal de Noailles refiriéndose a los hechos de 1714). “Lo más importante de todo es que Cataluña haya sido conquistada por la fuerza de las armas. Con este simple hecho, quizá para siempre haya desaparecido el problema del separatismo catalán” (Diario nazi, «Rostocker Anzeiger», 1939). “En España no ha habido nunca nación y la unidad se produjo por el fuego y por el hierro. La misma Cataluña no perdió su libertad sino por los intereses de los Habsburgos y los Borbones, es decir, por los Estados” (Julián Besteiro, líder del PSOE, Míting en el teatro Bosc de Barcelona, el 22-12-1919).

15. No tengas temor de preguntarme lo que sea sobre mi tierra o mi lengua, y en general, de mis aspiraciones como persona. Los catalanes somos gente educada y agradable, y el conocimiento mutuo desde el repeto es enriquecedor, comunicándonos, te sorprenderás de lo parecidos que somos en muchas cosas, en tanto que europeos y seres humanos.  “La ordenación constitucional de Cataluña alcanzó en el siglo XIV una modernidad que asombra y un sentido de respeto a la libertad humana que bien podemos anhelar en el siglo XX” (Francisco Elías de Tejada, «Historia del pensamiento político catalán», pàg. 54, 1963).  “Es que las libertades eran tan catalanas, tan entrañadas en al alma colectiva, tan peculiares, que solamente las gentes de Cataluña podían entenderlas y guardarlas” (pàg. 63).

16. No estoy pidiéndote que me toleres, sino que me comprendas y me aceptes y aceptes mis derechos como yo acepto los tuyos sin pretender gobernarte. “Tolerar” suele significar mala voluntad y antipatía y puede derivar fácilmente hacia la violencia. “En el sexto día de la semana de Odio, después de los desfiles, discursos, gritos, cánticos, banderas, películas, figuras de cera, estruendo de trompetas y tambores, arrastrar de pies cansados, rechinar de tanques, zumbido de las escuadrillas aéreas, salvas de cañonazos…, después de seis días de todo esto, cuando el gran orgasmo político llegaba a su punto culminante y el odio general contra Eurasia era ya un delirio tan exacerbado que si la multitud hubiera podido apoderarse de los dos mil prisioneros de guerra eurasiáticos que habían sido ahorcados públicamente el última día de los festejos, los habría despedazado…, en ese momento precisamente se había anunciado que Oceanía no estaba en guerra con Eurasia. Oceanía luchaba ahora contra Asia Oriental. Eurasia era aliada. Desde luego, no se reconoció que se hubiera producido ningún engaño. (…) Pero, inmediatamente, se produjo una tremenda conmoción. Las banderas, los carteles que decoraban la plaza estaban todos equivocados. Aquellos no eran los rostros del enemigo. ¡Sabotaje! ¡Los agentes de Goldstein eran los culpables! Hubo una fenomenal algarabía mientras todos se dedicaban a arrancar carteles y a romper banderas, pisoteando luego los trozos de papel y cartón roto. (…) Al minuto siguiente, la masa volvía a gritar su odio exactamente como antes. Sólo que el objetivo había cambiado” (“1984”, George Orwell).

17. Finalmente, no dudes de mi afecto por tí….y no me hagas dudar del tuyo convirtiéndome en tu enemigo. Mi vida es buena y valiosa, incluso muy a pesar de los que prefirirían destruirnos a renunciar a sus ingresos y prefieren el racismo y la opresión a dar libertad a un colectivo humano que hace siglos la reclama. Cuando digas “catalán” no estás diciendo nada malo, no es un taco, no te rechinen los dientes, pues. “Transformaremos Madrid en un vergel, Bilbao en una gran fábrica y Barcelona en un inmenso solar” (General Queipo de Llano, en emisión radiofónica hablando de las bombas incendiarias sobre Barcelona, 1936). “En estas ovejas mansas…entraron los españoles…como lobos e tigres y leones cruelísimos…Y otra cosa no han hecho de 40 años a esta parte, hasta hoy, e hoy en este día lo hacen, sino despedazallas, atallas, angustiallas, afligillas, atormentallas y destruillas…La causa por la que han muerto y destruído (islas y sus indígenas)…por la insaciable codicia e ambición que han tenido” (“Brevísima relación de la destrucción de las Indias”, de Fray Bartolomé de las Casas, 1542). “Hay que llenar Cataluña de lo peor que tenga España” (Martínez Anido, jefe de la policia española durante la época del pistolerismo en Barcelona, en carta al Dictador Miguel Primo de Rivera

Com es lliga la colonització a Espanya amb el fet de ser poc cristians

La principal “estructura d’Estat” és una Església nacional, a tot Occident és la més trasversal, però justament és aquesta la que els trolls i agents espanyols més difamen i la que gran part de catalans independentistes no volen veure ni en pintura.

Per això la independència no pot tirar endavant.

Com es lliga la colonització catalana sota Espanya amb el fet ser ser poc cristians?

Uns exemples:

A mesura que el cristianisme decaigué, per ex. amb heretgies (nestorianisme, monofisisme, montanisme…), l’Islam anà ocupant aquelles terres.
I a mesura que a Occident es tanquen esglésies per indiferència van obrint-se mesquites.

Els pobles-autonomies sense Estat amb més ateus (Principat i Euskadi) són molt nacionalistes però també molt reprimits (i el Principat espoliat econòmicament). L’ateisme a Espanya és menor, almenys el declarat, i tampoc no sol ser tan cristianòfob com ací. Allà prefereixen la hipocresia a l’ateisme.
Compara la Catalunya actual (esclava) amb la medieval (Imperi).
Totes les primeres potències mundials sempre han estat hiperreligioses: des d’Egipte fins a l’Imperi Britànic o EEUU..

Alemanya Oriental fou la part que votà més Hitler, també fou la que caigué sota el comunisme i ara és la més atea, però també la més pobra i de població més envellida.

Tots els països que durant segles han llegit molt la Bíblia són democràcies prou riques sense cops d’Estat ni Dictadures.

Per a més detalls et recomano de llegir “Estudi de la Història”, de l’historiògraf anglès Arnold Toynbee, sobre el sorgiment i decadència de les civilitzacions i els Estats.

Tot plegat coincideix amb allò que diu la Bíblia, sobretot a l’Antic Testament.
No poso ara versets bíblics per no allargar-me.

Si en lloc de promoure els 50 nous gèneres no binaris, l’avortament, la multiculturalitat i el somiatruitisme els partits i organitzacions catalanes haguessin promogut la família, el matrimoni, la natalitat i el cristianisme ara no patiríem la progressiva minorització en pròpia casa, que ja és pràcticament inevitable i difícilment reversible.
Però, clar, com al Principat tothom vol ser el més modern i resaberut del món mundial, doncs…

A Catalunya hi ha massa ràbia, i la passió política és poc respectuosa.
Aquesta micropolítica quotidiana que percep, aquest etern plany rabiüt, aquest “anti” i victimismes obsessius, rutinaris i avorrits… ¿és barbàrie o estupidesa, o només ho semblen?
Però és una misèria.

Frase del Dia (L’Art i l’Estil – 11)

  • “En ma vida sóc prou indecís i miserable, però en el meu art sóc lliure d´ésser allò que més desig semblar: qualcú capaç d´introduir força i harmonia dins les vides somortes que m´envolten”
    (“Balthazar-Quartet d´Alexandria”, Lawrence George Durrell, l912 India-1990 Provença, brillant novel.lista britànic)

Els Hereus de Catalunya

Són els qui tenen més fills, ells i els musulmans, els qui hereteran Catalunya, ja que els principatins teniu molts pocs fills.

Una Catalunya que parlarà castellà i àrab gràcies al vostre ateisme i falta de natalitat.

Per fi es complirà, gràcies a l’ateisme, el somni de Felipe V i Franco: exterminar dissimuladament els catalans: i ho faran els mateixos catalans, manipulats per la propaganda atea.

Frase del Dia (Bon Lideratge – 14)

  • “Jo no admir pas l’excès d’una virtut, el coratge posem per cas, si no admir ensems l’excès de la virtut contrària, com n’Epaminondes, el qual tenia els extrems de valor i benignitat, perquè altrament, no vas cap amunt sinó cap avall. La grandesa no queda demostrada quan algú arriba en un extrem, sinó quan aplega els dos alhora, i omple l’espai d’enmig. Però també pot ser que no ho atenyis sinó per mitjà d’un ràpid moviment anímic entre dues fites contràries, i que, de fet, l’ànima no es troba sinó en un sol punt, com el tió roent (quan es giravoltat). Concedim-ho. Però almenys ço assenyala l’agilitat d’una ànima, ja que no la seva extensió”
    (“Pensaments”, de Blasi Pascal, 1623-1662, científic, savi i escriptor catòlicobíblic occità)

Problemes caracteriològics dels catalans?

Problemes caracteriològics dels catalans?

Gandhi deia que l’Índia seria independent quan es guanyés el cor dels anglesos.
Esteu molt lluny de guanyar-vos el cor dels espanyols.
Molts el tenen endurit pel racisme i la manipulació mediàtica. Però allí no acaba el problema.
La mala fama dels catalans ha estat la de ser avariciosos, garrepes, però crec que no és correcta.
El problema és més aviat un tarannà sec -amb tendència a enrabiar-se- amb un orgull relligat a un materialisme molt plebeu, que fa una impressió d’una manca atronadora d’espiritualitat, de no anar més enllà de la panxa, el sexe i la butxaca.
Si a catalans d’arrel aquests trets ja resulten repel·lents (tríada potser digna d’una porquera) podem imaginar que més ho deu resultar als altres pobles del món.
La fama de “rabiosos” ve d’antic.
Al País Valencià en deien “rabuts” (que tenia sentit de fanàtic), en una cançoneta popular burlesca:
“Català rabut, fill de Barcelona,
no tens prou diners, per fer ballar la mona”.

El tarannà dominant de fons també influeix en la manera de parlar la llengua catalana, tant al Principat com al País Valencià i a les Illes. Molt sovint l’accent de la llengua parlada és massa plebeu i malsonant, ple de castellanades i brofegades. Es natural que això el faci desagradívol a les orelles de gent que, ja d’entrada, tenen prejudicis.
Un exemple d’aquesta caracteriologia:

Fins i tot un bandarra de primera com Casanova descrivia els valencians del s. XVIII com a “ànimes de bronze”:
“Poble espanyol, ets de plànyer!
En els mateixos béns que la natura t’ha prodigat, trobes la causa de la teva eterna misèria; la bellesa del teu país i les seves riqueses naturals són justament les causes de la teva indolència i de la teva incúria, igual que les mines de Mèxic i del Perú han nodrit el teu orgull i els teus prejudicis.
Heus ací una opinió que, a primer cop d’ull, semblarà paradoxa; és el lector qui l’ha de meditar i l’ha d’apreciar.
Qui dubta que Espanya ha de menester una regeneració que no ha d’ésser sinó el resultat d’una invasió estrangera, l’única que pot reanimar en el cor dels espanyols aquell fogar de patriotisme i d’emulació que perilla d’extingir-se totalment?
Si Espanya ha de reprendre el seu gloriós lloc en la gran família europea, ens fa molta feredat per ella que no sia a costa del més terrible daltabaix.
Sols el llamp pot despertar aquests esperits de bronze”
(“Història de ma vida”, de Giacomo Casanova [Jacques Casanova de Seingalt], 1725-1798, aventurer i gran bandarra venecià, parlant especialment de la decadència que veu a la ciutat de València, 1769).

Han fet de l’independentisme una mena de religió cívica laïca, amb aspectes d’idolatria ideològica.
Ja a la Guerra de Successió conten que hi havia prou miquelets que es deixaven morir “per l’Arxiduc”.
El nacionalisme català n’és una versió actualitzada.
Els patriotismes que triomfen van acompanyats d’una fe popular si fa no fa potent, que és el ciment més contundent perquè és sobrehumà. Com a la Catalunya imperial de l’Edat Mitjana.
Rellegim els nostres clàssics i tornem a la nostra caracteriologia no degenerada.
Torras i Bages ja s’ho va veure venir:
“Tenim, doncs, molta gent ocupada a treballar en l’element variable i transitori, on les formes externes i visibles, en el que en podríem dir el cos venerable de la pàtria; mes de treballar en son esperit pocs se’n recorden. Alabem la bona qualitat de la font i ens aprofitem de l’excel·lència de ses aigües; estimem els sentiments catalans potser superiors als dels altres homes; ponderem el caràcter que distingeix els fills d’aquesta terra; mes molts dels nostres miren amb indiferència i tal volta amb menyspreu el vell esperit català que tot això engendra, i no saben capir que el més necessari és fomentar la substància de la pàtria.
La nova generació catalana sap aprofitar els tresors; potser fins els malgasta; manifesta una generosa activitat, mes sa força de produir per ara és molt limitada, i en lloc d’augmentar-se, veiem cada dia minvar el sagrat dipòsit de la pàtria; havem de procurar no convertir la nostra regió en una societat de sols literats i artistes, que fóra gran afront per a la pràctica raça catalana.
Els caràcters s’emmotllen al figurí parisenc o madrileny el mateix que els vestits, i això arriba fins a la classe popular, sempre més aferrada a la tradició; i tot sovint pels carrers de Barcelona s’ou el rústic carreter cantar malagueñas al so de l’estepec de les xurriaques”
(“La tradició catalana”, cap. I, 1892, d’en Josep Torras i Bages, 1846-1916, cofundador del catalanisme modern).

Frase del Dia (La Força Espiritual – 08)

  • “No pas l’arbitrarietat,
    sinó atrevir-se a fer el que és just,
    i en tot allò possible, sense nedar entre dues aigües,
    no aplanar l’aprehensió de la veritat,
    no deixant que els pensaments s’esvaesquen,
    la llibertat rau només en l’acció.
    Surt de la indecisió espantadissa
    a la tempesta dels esdeveniments,
    sostingut sols per la teva fe…”

    (Dietrich Bonhöffer, 1906-1945, pastor evangèlic de l’Església antihitleriana, penjat pels nazis)

El bandoler Miquel

EL BANDOLER MIQUEL

Era la vespra de Nadal, uns anys abans de la 1ª Guerra Mundial. En una immensa planúria devers Belorús s’aixecaven els bastiments d’una granja. Totes les portes hi restaven ben closes perquè un vent glaçat bufava rabiosament. Feia gemegar lúgubrement el gran boscatge d’avets que hi havia a la vora.
Una espessa capa de neu recobria la terra d’ençà moltes setmanes.
L’espaiosa cuina de la granja era enllumenada per un gran foc. Una soca enorme cremava a la llar, i tot al voltant, una dona encara jove s’escalfava amb els seus quatre fills. Fedor, el major de cara enèrgica i seriosa, acabava de fer tretze anys. El pare de família havia marxat de bon matyí cap a la vila més pròxima, a més de 20 Km. Havia agafat un trineu dut per tres vigorosos cavalls al trot ràpid. Havia de dur una quantitat de diners prou important a fi de saldar definitivament el preu de la propietat comprada uns anys abans.
La mare i els infants es trobaven desficiosos però callats…Una veu es deixà oir, la de Feodora, una nina rossa d’ulls somiadors. Tot expressant el secret pensament de tota la família, demanà:
-Mama, per què el papa triga tant a tornar aquest vespre? En anar-se’n aquest matí ens havia promès de tornar prest. Havia de portar-nos tantes i tantes coses…pastissets, joguines. Si no ho havia sentit malament, també un gall dindi, ben gros i carregat de castanyes mengívoles, mama. Ai! Per què el papa triga tant…? El nostre cucut ha cantat sis vegades. Són ja les sis i papa no ha pas vingut encara!.

La mare restà en silenci. Una angoixa li estrenyia el cor. Potser li havia pres qualque mal? No rumiava sols sobre el perill dels llops, bé que bandades famolenques, foragitades dels boscs per l’hivern primerenc i dur, ja havien atacat i fet maleses en més d’una contrada. Però ella cavil·lejava sobretot en un altre perill, més greu i amenaçador. Els periòdics havien relatat les tristes gestes d’un cèlebre bandoler, en Mikhaïl Peruf, un fugit de la justícia escapolit de les presons de Sibèria. Estava assolant els camps dels rodals amb les seves audaces malifetes. Aturava els viatgers escadussers, els furtava, i si feien gest de voler defensar-se, els assassinava sense pietat.
-Mare, –va dir llavors el fill gran- vols que vagi a l’encontre de mon pare? No aniré pas més enllà del cim del tossal. De la voreta del bosc estant, podré albirar tota la immensa plana. Si no puc oir els cascavells dels nostres cavalls, potser distingiré la llanterna del trineu.
-Vés-hi fill meu! –digué simplement la mare, i Déu et guard!

Fedor sortí. La nit havia caigut. Caminava amb pas segur, xafant amb les seves àgils cames l’espessa capa de neu.
Una dolça claror reflectida per la neu llançava llum, feblement, damunt el camí mig desdibuixat. Tot plegat donava un aspecte estrany al tossal i als grans avets. Però l’al·lot no tenia por, no se sentia mai sol. Un any abans, a l’escola dominical de la missió, s’havia convertit: havia lliurat el seu cor al Salvador i, d’ençà, tenia sempre la certitud que Jesús era sempre amb ell. En arribar a dalt s’aturà. El seu esguard es capbussà a la vasta planúria. A les foques semblava tètrica. Escrutava la nit i estenia l’oïda, però no veia ni oïa res.
Aleshores s’agenollà i pregà amb veu clara i segura, mentre girava els ulls per a guaitar el centelleig dels estels:
-Déu meu –féu- guarda mon pare, condueix-lo, porta’l a casa!. Guarda’l dels atacs dels llops. Protegeix-lo sobretot de trobar-se amb el bandoler del qual tant parla la gent: en Mikhaïl Peruf. Diuen que és tan cruel. No Et coneix, aquest pobre home…Però Senyor –continuà- si ell sabés com tu te l’estimes, si cregués en l’amor de la teva sang escampada a la creu pels pecats d’ell, estic segur que et demanava perdó i trobaria la benaurança. Ai Déu meu, salva en Peruf!. Que pugui escapolir-se de l’infern. Salva’l, com feres amb el lladre a la creu!.
L’al·lot s’alçà de bell nou tranquil, confiat en el poder de Déu. No havia pas sentit, entre la malesa de la vora, un profund sospir, gairebé un sanglot. Se’n tornà a la granja. Aviat hi entrà son pare. Déu havia escoltat la pregària del jovenall. El vespre acabà en l’alegria.

Algun temps més tard, un desconegut trucava a la porta de la granja. Era un home alt, d’esguard ombrívol però molt expressiu. Cercava treball i el van llogar com a criat.
Els dies s’escolaren. El nouvingut treballava a consciència. Era acurat, obedient, actiu, però molt callat. Passava les hores sense badar boca. Al capvespre, es retirava ben d’hora a l’establia, on dormia.
Una nit, sentiren uns crits: La granja cremava! Del trespol de rostolls brollaven llargues flamerades que s’enfilaven ben alt cap al cel fosc en estols de guspires. A mig vestir, el granger, la muller i els tres fills més petits se’n sortiren afora d’un bot, a l’abric del perill. Però Fedor, qui dormia sol al primer pis no hi era!

L’incendi treia flamerades pertot i semblava impossible de socórrer el pobre noi, el qual cuidava perir entre el foc. Son pare i sa mare es torçaven les mans desesperats quan a la resplendor de les flames acudí el criat corrents amb una escala. La recolzà contra la paret i s’hi enfilà rabent.
Abans que ningú no tingués temps de cridar-li res, ja s’havia llençat de cap a la foguera….S’escolà un minut, llarg com un segle. I hom el veié ressorgir dalt l’escala amb el jove Fedor embolicat en una manta, tot prement-lo sobre el seu cor. Tot d’una el fadrí fou dipositat sà i estalvi als peus dels seus majors, profundament emocionats.
Però l’heroic salvador es trobava horriblement cremat. El dugueren fins a un bastiment veí que no havia estat assolat.
Quan arribà l’alba, el granger i sa muller es trobaven encara a la capçalera del criat socarrat, però llurs cures van ser inútils…El moribund obrí els ulls. Malgrat els seus patiments, una expressió de joia il·luminava els seus trets. I digué aquests darrers mots:
-Sóc en Mikhaïl Peruf, el bandoler odiat. Un vespre m’havia amagat entre el sotabosc a la vora del camí pel qual havíeu de passar, mestre, per a recuperar la granja…- Després d’un llarg sospir, el valent criat continuà la seva història- Havia pensat de matar-vos i furtar-vos els diners que havíeu de pagar. No feia vent i en el silenci del bosc vaig sentir unes passes lleugeres. Malgrat la foscor, distingí un noi qui s’aturà prop de mi sens adonar-se de la meva presència…Després d’haver guaitat per l’horitzó, s’agenollà damunt la neu i es ficà a parlar. Jo me l’escoltava. Pregava, era en Fedor. Demanà a Déu de protegir son pare. Tot seguit li pregà de salvar Mikhaïl Peruf el bandoler, de tocar-li el cor a fi que una diada, en lloc de ser damnat, pogués anar a la glòria. El Senyor executà aquesta pregària: em torní devers Ell i plorí les meves horribles faltes, vaig implorar el seu perdó i prometí de lliurar-me a la justícia. Vet ací que no podré pas fer-ho, ara ja és massa tard!. Però sé que Jesús m’ha perdonat…Vine Fedor! Dóna’m la mà. Jo t’he arrabassat de les flames del foc. Déu es va servir de tu per arrapar-me de les de l’infern. Ara em sent aconhortat i feliç de saber on seré jo prest: per sempre més a prop de qui és el teu Salvador…i també el meu!.